Feeds:
Posts
Comments

En el Uruguay, la empresa estatal de comunicaciones – ANTEL – conduce el programa “Uruguay: Sociedad de la Información” (U.S.I.) con el propósito de contribuir a universalizar el acceso a las TIC, facilitando el acceso a las mismas a los segmentos menos favorecidos de la población del país. El programa U.S.I., desde su creación en el 2001, es coordinado por el Área de Relacionamiento con la Comunidad (ARC).

En una década de funcionamiento, el programa U.S.I. ha impulsado sin interrupción el aumento sostenido del número de centros comunitarios en el territorio nacional. Los “Espacios de Inclusión Digital” representan una respuesta válida y vigente del Estado en la lucha contra la exclusión digital de los sectores menos favorecidos. Constituyen una iniciativa que convoca a diversos actores institucionales del país como Gobiernos Departamentales, entidades del Estado, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones y proyectos especiales.

La Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús de América Latina (AUSJAL) y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) han unido esfuerzos para ofrecer una alternativa de formación superior en el área de los Derechos Humanos en América Latina, a través de un Diplomado que se ofrece anualmente en tres menciones: Acceso a la Justicia; Participación, Ciudadanía y Derechos Humanos; Educación en Derechos Humanos.

Desde su inicio en el 2003, los Diplomados en DDHH han captado la atención de sectores muy diversos: abogados, arquitectos, asistentes sociales, diplomáticos, educadores, médicos, militares, policías, religiosos, sicólogos y sociólogos se han reunido para trabajar juntos en esta temática, consustanciados en construir una cultura de paz, democracia y desarrollo.

Los países buscan maximizar la competitividad de sus economías. La productividad no es el único factor para lograrlo pero si desempeña un papel clave para lograr el bienestar nacional (Dodge, 2002). Por su parte las empresas son motivadas por la rentabilidad. La productividad no es el único medio para alcanzarla pero si es uno muy importante: una mayor productividad resulta en una mayor rentabilidad para la empresa (Hornell, 1992).

La competitividad de los países y la rentabilidad de las empresas son los determinantes del crecimiento de la productividad (Castells, 1996). La relevancia de la productividad en una economía nacional se puede observar en el Producto Nacional Bruto. En los Estados Unidos como las fluctuaciones de la fuerza de trabajo suelen ser menores, la mayoría de los cambios en el PNB se atribuyen a cambios en la productividad (Hornell, 1992).

Analizar como mejorar la productividad de las empresas pasa por identificar aquellos aspectos que podrían generar el mayor impacto, para que sirvan de orientación para la generación de políticas y de cursos de acción en las organizaciones.

La era actual se caracteriza por los procesos de globalización y de incorporación de las tecnologías de la información con profundas implicancias en el bienestar de los países y en las actividades del ser humano. Por ello, es importante profundizar en la comprensión de los principales factores y las características del surgimiento y evolución de la Sociedad de la Información como base para definir estrategias y cursos de acción para el Estado, las organizaciones y los individuos para hacer frente al nuevo escenario global.

Esto conduce al análisis de los fenómenos más característicos de estos tiempos en la política, economía y sociedad. Allí se observan los rasgos fundamentales de la nueva economía como nuevo paradigma tecnoeconómico. El fenómeno de la globalización presenta varias vertientes como la económica – desregulación de los mercados, flujos de capital financiero – y la de la cultura y la comunicación – concentración de los grandes grupos multimedia. Las empresas son motivadas por la rentabilidad y las instituciones políticas, en el ámbito económico, por la competitividad de sus economías. La rentabilidad y la competitividad son los determinantes de la innovación tecnológica y del crecimiento de la productividad. En el largo plazo, la productividad es la fuente de la riqueza de las naciones.

En el contexto de la Sociedad de la Información, en el mundo se están produciendo diversas transformaciones de la mano de la revolución tecnológica liderada por las tecnologías de la información y la comunicación. Pero, no obstante la existencia de procesos de globalización en curso, seguramente el impacto no es el mismo ni es simultáneo en las diversas regiones. Más allá del uso de indicadores socio-económicos de nivel macro, no está todavía del todo claro cuales son las características del impacto “a nivel del terreno” que se está produciendo en el interior de los diferentes países de América Latina.

Cada nueva teoría pretende aportar una visión mejorada para comprender el mundo en el que vivimos y proporcionar nuevos elementos conceptuales para hacer frente a los problemas existentes. Una propuesta paradigmática de esta época es la Sociedad de la Información que se caracteriza por la incorporación de las tecnologías de la información en prácticamente todas las actividades del ser humano. Por constituir una auténtica revolución tecnológica sin precedentes, y por las profundas transformaciones que ocasiona en naciones e individuos, es importante reflexionar sobre las nuevas situaciones y desafíos que plantea para los diversos actores.

Aproximándose al concepto, los términos asociados de sociedad informacional, sociedad postindustrial y sociedad red establecen perspectivas conceptuales de referencia para la acción. El concepto Sociedad de la Información se debe abordar desde varias dimensiones, para obtener una visión de conjunto de un proceso de transformación social de gran amplitud y de singular significado histórico. En particular es clave el análisis, desde varias perspectivas, del papel de las tecnologías de la información y la comunicación en las transformaciones económicas, políticas, sociales que tienen lugar.

El presente no es un trabajo de investigación sino un conjunto de consejos prácticos para las pequeñas y medianas empresas, que fue elaborado antes de la crisis de las punto.com a partir de la experiencia de iniciativas piloto de incorporación del comercio electrónico por parte del sector empresarial en AméricaLatina. A pesar del tiempo transcurrido, y con algunos matices, varios de los elementos abordados siguen teniendo significado aún hoy. Se difunde el mismo por su carácter referencial para investigaciones sobre la evolución del comercio electrónico en el sector productivo.

Crear las condiciones para la mejora de la calidad en la enseñanza pasa por llevar a cabo un cuidadoso proceso de planificación de clase, a partir de la consideración de dimensiones claves.  La Planificación aporta la opción de concebir finalidades antes que objetivos, brindando atención a ¿qué debe hacer el docente? Los fines, al ser expresados como orientaciones y no como logros, obtienen su sentido en la propia práctica. Partiendo de objetivos generales que señalen direcciones y no logros, permitimos que la acción pedagógica recobre su valor, haciendo de la educación un proceso de investigación donde los resultados no están previstos de antemano, convirtiendo a la acción pedagógica en una búsqueda permanente de donde se lograrán resultados múltiples.

Aquí se aborda el proceso de planificación orientado a la enseñanza de los negocios digitales, teniendo en cuenta las intenciones educativas, la configuración de clase, los contenidos del curriculum, la administración de los tiempos, la observación de clase y la estrategia de evaluación.